Actualización sobre la COVID-19 (coronavirus):

Enfermera lucha por los pacientes y por sus familias

Un ser "angelical" lucha por los pacientes más enfermos y sus familias

La enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos (ICU) Angela Escobar no solo ha estado en el frente de la lucha contra el COVID-19: su compasión por sus pacientes, y su trabajo con un paciente en particular, la han llevado más allá, hasta lograr un cambio importante en la política del hospital.

Eran los inicios del COVID-19, marzo de 2020, y Angela acababa de regresar de una licencia de tres semanas; en su retorno, encontró su lugar de trabajo, Martin Luther King, Jr. Community Hospital, transformado por la enfermedad.

"Parecía un escenario de guerra", recuerda Angela, de 43 años. "Todavía estábamos intentando entender cómo se usaba el equipo de protección personal. No sabíamos mucho sobre el virus en ese momento y todo el personal tenía miedo de enfermarse. Sentíamos que estábamos luchando por la vida de nuestros pacientes y por la nuestra también".  

"Tenía mucho, mucho miedo..., tengo dos pequeñas, pero no tengo más familiares. ¿Qué sería de ellas si algo me sucediera a mí?".

A eso le siguió el trauma personal de atender a pacientes terminales.  

"Muchísimos de ellos murieron a pesar de todo lo que hicimos para salvarlos", recuerda Angela. "Fue una situación muy estresante".

Al estrés se sumaba la soledad generada por el COVID-19. A principios del brote, los hospitales no admitían visitantes con el fin de minimizar la propagación del virus. El resultado fue que las enfermeras como Angela se convirtieron en las únicas personas que los pacientes terminales veían a diario, más allá de las llamadas de sus familiares una vez al día.


"Es un virus muy triste", comentó Angela. "Eres la única persona que ven. Entablas una relación con ellos. Dependen de ti, te expresan sus sentimientos y sus miedos. Estás con ellos en el cuarto cuando lloran con sus familiares durante una llamada. Y los ves cuando su salud comienza a decaer. Mueren solos y eres su única compañía".

"Este virus demanda mucho de las enfermeras. Somos seres humanos igual que todos".

Las cosas llegaron a un punto crítico para Angela cuando una madre estaba muriendo en el hospital, pero su hija de 18 años no pudo visitarla para compartir sus últimos momentos. Para Angela, que había cuidado a esta paciente desde el principio, las coincidencias con su propia historia eran desgarradoras.  

Angela, hija única, había perdido a su mamá diez años atrás. Ahora ella es madre de dos pequeñas.

"Me hizo pensar en mí y en mi mamá", recuerda Angela. "Quisiera estar con ella hasta el final, y lo mismo les sucede a las familias del sur de LA".

Ella pudo entender el dolor de la joven hija de la paciente, y decidió tomar ese dolor y expresar su opinión a la jefa de la unidad de enfermeras de la ICU, Anahiz Correa. Correa tuvo en cuenta los comentarios de Angela, así que promovieron un cambio en la política del hospital a fin de que se pudiera permitir que los pacientes en estado terminal puedan ser visitados por sus seres queridos.

"El cambio fue de gran importancia para los pacientes y sus familias", mencionó Correa. "Y también fue significativo para las enfermeras a cargo de sus cuidados, ya que ahora sabían que sus pacientes no iban a estar solos en sus últimos momentos".

Por su empatía, Angela fue nominada por su gerente para participar en una competencia de Univision y Hyundai, quienes regalarán un auto a un empleado de un hospital de la ciudad.

Independientemente de que gane o pierda, Angela comenta que toda la experiencia del COVID-19 la ha vuelto una mejor enfermera.

"Es una experiencia muy intensa", mencionó. "Te vuelves más compasiva y consciente de que podrías ser tú quien esté acostada en esa cama de hospital".

La idea de que sus hijas puedan quedarse sin mamá la atormenta, pero a Angela la apasiona la enfermería y está decidida a hacer bien su trabajo.

"No sé qué podría pasarme si llegara a ingresar en la ICU", mencionó Angela. "Le pido a Dios y a mi mamá que me protejan. Me siento agradecida de trabajar en un lugar que tiene en cuenta las opiniones del personal, que nos brinda lo que necesitamos para trabajar y que implementa cambios por motivos válidos. Sé que estamos haciendo una diferencia enorme para nuestros pacientes y sus familiares".

¿Desea apoyar el trabajo de Angela? Considere hacer un regalo. También puede obtener más información sobre nuestra fundación benéfica.
 

Su salud

Noticias